Por qué la “remuneración equitativa” no lo es: WIN reacciona a la nueva ley de Uruguay

Este mes, el Parlamento del Uruguay ha introducido un nuevo derecho a una “remuneración equitativa” en el streaming para los artistas en la Ley de Rendición de Cuentas y Balance de Ejecución Presupuestal. Los sellos discográficos independientes y los artistas autoeditados están profundamente preocupados por las consecuencias de este modelo para la economía del sector independiente local.

La ley introduce un derecho adicional de Puesta a Disposición de los artistas intérpretes o ejecutantes aplicable a internet y a las redes digitales, que será gestionado por Entidades de Gestión Colectiva. Esto añadirá una capa de burocracia al actual sistema de licencias negociado comercialmente.

No hubo consultas con las partes interesadas, ni evaluación de impacto, ni negociaciones con el sector. WIN y la comunidad discográfica uruguaya se han pronunciado sobre las consecuencias no deseadas de la introducción de este nuevo derecho. Lamentablemente, nuestros reparos no fueron escuchados.

¡El streaming no es radio!

El streaming se ha convertido en una fuente crucial de ganancias para el sector independiente uruguayo. Esta fuente de ingresos creció del 19,4% del mercado de música grabada en 2019 a más del 50% en la actualidad, una increíble tendencia que se frenará con la introducción de este nuevo derecho.

La remuneración de los intérpretes en internet ya se ejerce efectivamente a través de su derecho de Puesta a Disposición a través de acuerdos de licencia comercial. Perciben los pagos a través de las regalías de los sellos discográficos o directamente de las plataformas digitales en el caso de los que se autoeditan. En cuanto a los ejecutantes o músicos de sesión, estos reciben un pago único por adelantado.

“Remuneración equitativa” no es un “pago justo” en el sentido en que comúnmente se entiende. Es un mecanismo legal que permite compensar a los titulares de derechos cuyas obras se utilizan comercialmente cuando no tienen derecho a decir “no” o negociar un pago, como en la radiodifusión o la comunicación pública.

Somos vehementes defensores de la gestión colectiva en estos ámbitos donde no sería posible negociar individualmente. Pero no es apropiada para el streaming, donde los artistas y los sellos ya están implementando acuerdos directos (por ejemplo, a través de organismos de negociación de licencias como Merlin). ¡El streaming no es radio! Es una actividad principal en la que los titulares de derechos deberían poder decir sí (o no) y negociar términos comerciales.

Más jugadores, más costos, más papeleo

En la práctica, la introducción del derecho adicional a una “remuneración equitativa” en el streaming significa añadir nuevos actores al ecosistema. Esto complica la gestión administrativa de las plataformas digitales y aumenta sus costes. Además, las tarifas pagadas en concepto de “remuneración equitativa” son generalmente más bajas en comparación con las comerciales.

Este derecho adicional puede verse como un pago doble puesto que las plataformas de streaming ya pagan a los artistas. No hay ningún precedente en América Latina. En Suecia, uno de los únicos países donde esta cuestión fue objeto de una investigación oficial, la conclusión fue que aplicar una “remuneración equitativa” a los ingresos digitales simplemente no es compatible con los derechos de autor.

La semana pasada, Spotify anunció que dejará de prestar servicio en Uruguay en febrero de 2024. Entre las razones esgrimidas está la falta de claridad sobre si el pago adicional habrá que descontarlo de lo que ya se paga a los titulares de derechos o si correrá a cargo de las plataformas de streaming.

Un efecto desastroso para la diversidad y los actores más pequeños

El derecho de “remuneración equitativa” perjudica a otras partes interesadas, afectando la inversión en nueva música a medio y largo plazo. Los sellos discográficos independientes producen el 80% de los nuevos lanzamientos musicales y cualquier circunstancia que reduzca su capital para la inversión en nuevos artistas y proyectos tiene un enorme impacto.

Los efectos serán desastrosos para los pequeños sellos discográficos y, en particular, para los artistas autoeditados. En lugar de que cada peso generado en las plataformas de streaming vaya directamente a sus bolsillos, tendrán que esperar liquidaciones más lentas por parte de las Entidades de Gestión Colectiva, con un descuento administrativo sustancial. Y eso para aquellos que sean miembros, que no es el caso de muchos artistas emergentes en Uruguay.

Una reforma de esta magnitud no debería haber sido abordada en una ley de rendición de cuentas. Altera en esencia la ley de derechos de autor y afecta no sólo a los usuarios y consumidores de música, sino también a numerosos titulares de derechos tanto dentro como fuera del país. Es tentador creer que la llamada remuneración equitativa es una solución milagrosa, pero lo que necesitamos es aumentar los ingresos del streaming. Esto no se logrará peleando por las migajas y creando un nuevo derecho que sólo añade complejidad al sistema y que no resultará en pagos justos a los artistas.

Noemí Planas, CEO de WIN

Alternativas para aumentar los ingresos por streaming

El sector independiente cree fervientemente en la necesidad de maximizar los ingresos del streaming, pero la realidad es que necesitamos acciones acumulativas en múltiples niveles para lograr una reforma real. Junto con nuestra asociación europea IMPALA, proponemos posibles soluciones (ver It’s Time to Challenge the Flow #2 – Revisiting how to make the most of streaming).

Algunas de las medidas que proponemos incluyen inyectar más dinero en el mercado (por ejemplo, aumentando los precios de las suscripciones); garantizar que las plataformas de streaming reparten los ingresos sin distorsiones; atajar las actividades ilegales; y acuerdos de regalías adecuados entre artistas y sellos discográficos. WIN también promueve la iniciativa Fair Digital Deals mediante la que los sellos discográficos pueden comprometerse a tratar a los artistas de manera justa y a compartir nuevos tipos de ingresos digitales con ellos.

La comunidad musical independiente apoya a los artistas y está dispuesta a contribuir a la construcción de mejores modelos para que los creadores, los fans y las plataformas digitales aprovechen al máximo las oportunidades del streaming. WIN y nuestras asociaciones miembro estamos abiertos a trabajar con todas las partes interesadas para lograr este objetivo.

Related News

Network Development

FICA 2023 Recap

A month ago, we kicked off the Andean Community’s Independents Forum (FICA), More